Etiquetas

CLIENTE: ¿Tienen una… o sea… una trastienda?
LIBRERO: ¿Se refiere a un almacén?
CLIENTE: ¡Ah, claro! Un almacén. Eso.
LIBRERO: Sí… tenemos un almacén.
CLIENTE: Pues me gustaría comprar (guiña un ojo) algo en su almacén (guiña un ojo).
LIBRERO: ¿Disculpe?
CLIENTE: Ya veo. Usan una palabra secreta, una contraseña, ¿no?
LIBRERO: Me temo que usted se está equivocando de local.
CLIENTE: ¿De verdad?
LIBRERO: Sí, y creo que debería marcharse.

El cliente se va, pero vuelve dos minutos después.

CLIENTE: Sólo para aclararme… Yo busco drogas y usted me ha dicho que aquí no venden, ¿cierto?
LIBRERO: Ciertísimo.
CLIENTE: Vale, gracias. (Hace una pausa.) ¿Me puede recomendar algún…?
LIBRERO: No.
CLIENTE: ¡Vale, vale! Ya entiendo. Gracias.
LIBRERO: De nada.
CLIENTE: Hasta luego.
LIBRERO: Que le vaya bien.
CLIENTE: Muy bonita la librería.
LIBRERO: Gracias.

Cosas raras que se oyen en las librerías

Anuncios